Estas lenguas de fuego que salen de las ventanas, dan idea del infierno en el que se ha convertido parte de este bloque de viviendas del centro de Moscú. El incendio se origina en la quinta planta, pero se propaga muy rápido, y termina arrasando también el cuarto y sexto piso. En su interior, hay varios residentes a los que urge socorrer. Logran evacuar a 40 personas, pero el incendio está tan avanzado que no pueden acceder directamente a los pisos afectados. No les queda más remedio que actuar desde fuera. Y lo primero es sofocar unas llamas, que se resisten, desde esta enorme grua.

LEER MAS:ABC